Casales

Las vacaciones de Semana Santa y el verano son los momentos idóneos para que nuestros hijos conozcan a los caballos y, desde actividades pensadas para ellos, aprendan la responsabilidad hacia un animal y establezcan lazos afectivos que los ayuden en su desarrollo personal.

Y todo acompañado de diferentes juegos con los que desarrollar sus aptitudes artísticas.